Mantención Conveniente

3 - Septiembre - 2020

Mantenimiento adecuado de válvulas favorece una operación segura y eficiente.

Las válvulas son unos de los instrumentos más relevantes para las industrias, ya que permiten controlar el paso de numerosos líquidos y gases importantes para sus procesos.

Se definen como dispositivos mecánicos que permiten iniciar, detener o regular la circulación de fluidos mediante una pieza móvil que abre, cierra u obstruye de forma parcial o total uno o más conductos. Pueden operar con presiones que van desde el vacío, hasta más de 140 MPa (equivalentes a 1400 bar) y temperaturas desde las criogénicas, hasta 815 °C.

El tipo de válvula a utilizar depende fundamentalmente de la función que ejecute. Así, se clasifican en dispositivos de cierre o aislamiento, de retención, de estrangulación y de seguridad.

Las válvulas de cierre tienen como misión interrumpir el flujo de la línea de modo total y cuando sea preciso. Entre ellas se encuentran las de compuerta, de globo, de cuchillo, de bola y de mariposa.

Algunas de las válvulas de retención son las Swing Check y Dúo-Check y su objetivo es obstruir completamente el paso de un fluido en circulación, al mismo tiempo que permiten el paso libre en el lado contrario.

De igual modo, las válvulas de estrangulamiento son dispositivos que restringen el flujo, lo que causa una caída de presión importante en el torrente, pero sin implicar trabajo.

En tanto, las válvulas de seguridad son unidades auto accionadas por el fluido, que previenen la sobrepresión en recipientes presurizados, líneas y otros equipos generales.

Tarea Necesaria

Según los expertos, no basta con solo comprar la válvula precisa para una tarea específica, sino que también es necesario hacer un mantenimiento periódico para asegurar que el equipo trabaje de manera óptima.

Al respecto, Jaime Bonilla, Project Manager de Vag Valves, comenta que “una válvula seleccionada correctamente para su función y bien mantenida durante su vida útil representa una operación segura y sin riesgos, más eficiente y rentable, con un menor impacto sobre el medio ambiente”.

El ingeniero agrega: “La válvula es uno de los elementos más críticos en las operaciones industriales. De su acción depende el suministro de algún tipo de fluido para un determinado proceso (agua, aire, aceite, vapor o productos químicos) o para otros servicios, tales como calefacción, enfriamiento o control de la presión. Además, es responsable directa de la ejecución de los cambios solicitados por el sistema de control”.

Para ver la noticia completa: https://www.induambiente.com/destacamos/mantencion-conveniente